maravilhion

Santiago Valverde.

Medellín, Colombia.

Justificando la pobreza

12 enero, 2014, by Juan Diego Valverde, categoría Sociología

Hay muchas afirmaciones de los derechistas que me desagradan, pero quizás la que más repudio me produce es la que dice que la “pobreza debe existir por siempre”. Los argumentos que se usan para justificar ello son variados. Algunos utilizan la religión. Por ejemplo: “Los pobres están más cerca de Jesucristo por su sufrimiento. A los ricos se les da la oportunidad de hacer el bien por medio de la caridad a los pobres (ergo, los ricos necesitan que hayan pobres para poder ganar puntos ante Dios)”. “La pobreza y la riqueza son el producto del karma de vidas anteriores”. “Las personas que son pobres necesitaban nacer así para aprender una lesión espiritual”. Algunos llegan a afirmar que cada alma elige las dificultades que va a tener que enfrentar en su vida antes de nacer. Por supuesto, no existe ninguna evidencia que apoye ninguna de estas doctrinas y, hasta que se compruebe lo contrario, son mentiras.

Otros aseveran que la pobreza es fruto de la pereza y la riqueza del trabajo duro (me pregunto en qué trabajarán Don Juan Carlos de Borbón y Paris Hilton) y que es injusto recompensar la pereza. Para desmentir esa afirmación están montones de investigaciones psicológicas y sociológicas que demuestran que el éxito académico y laboral de las personas depende mucho más de factores como el acceso a una buena educación desde muy temprano, una buena alimentación y un ambiente para crecer donde las drogas ilegales, la violencia y la prostitución sean poco comunes. A igualdad de oportunidades las personas de todos los grupos étnicos tienden a rendir igual (y eso lo digo porque, evidentemente, en nuestra sociedad y en muchas otras, como las de Sudáfrica, los Estados Unidos de América y Brasil, el racismo está fuertemente relacionado con las diferencias entre pobres y ricos).

Ciertamente los seres humanos no nacemos iguales. Cada persona, debido a sus genes, viene al mundo con potenciales distintos, en cuanto a la inteligencia matemática, la inteligencia verbal, la inteligencia abstracta, el talento musical, el talento en las artes plásticas, la sociabilidad, las capacidades atléticas, etc. Son una educación y un ambiente adecuados los que van a permitir que la persona alcance su máxima capacidad, y eso precisamente es lo que una sociedad debe buscar si quiere funcionar en su máxima capacidad.

Para terminar, quizá piensen que estoy loco, pero no termino de entender por qué un ejecutivo debe ganar más que un obrero. El trabajo del obrero produce mucho más desgaste físico que el del ejecutivo y muy probablemente el obrero no obtuvo un título universitario porque no se le dio la oportunidad.

Realmente espero que llegue el día en el que no exista la pobreza y en el que los trabajos aburridos y peligrosos sean hechos por máquinas, permitiendo a todas las personas dedicarse a labores más creativas y agradables.

So, what do you think ?

You must be logged in to post a comment.