La importancia de ser 7 millardos

World-Population-1800-2100-es Author Loren Cobb

Muchos creen, o quieren creer, que los científicos están discutiendo sobre si el cambio climático antropogénico (causado por el ser humano) está sucediendo realmente o no. Esa no es la verdad. La discusión entre los expertos en el tema es con respecto a con qué velocidad se está dando ese cambio. La gran mayoría de los meteorólogos y climatólogos del mundo sabe que estamos alterando el clima de la Tierra, la pregunta es qué tan rápido, y lamentablemente los datos científicos son cada vez más escalofriantes.

El cambio climático mundial puede llevar a enfriamientos anormales en diversas partes del mundo. Por ejemplo, uno de sus muy posibles efectos sería un clima cada vez más frío y seco en Europa Occidental por debilitamiento del Corriente del Atlántico Norte.

Son muchas las cosas que podemos hacer para tratar de frenar o desacelerar el calentamiento global: usar transportes que funcionen con hidrógeno o electricidad, no malgastar el plástico ni el papel ni la madera, ni quemarlos, sino reciclarlos, usar cocinas eléctricas o incluso hornos solares, obtener la energía eléctrica de la luz solar o el viento, no talar los bosques, no provocar incendios en la naturaleza, no comer carnes rojas (según datos recientes de la FAO, la cría de ganado vacuno produce más gases de efecto invernadero que todos los automóviles del mundo), no tener pebeteros constantemente quemando gas en las refinerías y plataformas de extracción de petróleo, etc. Pero lo más importante es frenar la explosión demográfica, es decir, desacelerar el crecimiento de la población mundial.

La población del mundo actualmente está cercana a los 7.000.000.000 (siete mil millones) de personas. Si sumáramos todos los seres humanos que vivieron y murieron antes del siglo XXI no llegaríamos a esa cantidad. Es decir que jamás ha habido tantas personas en nuestro planeta. Y mientras más seres humanos haya, más recursos naturales consumiremos y más contaminación produciremos. Es algo inevitable. Incluso si volviésemos todos a ser cazadores-recolectores ahora, el impacto de 7 millardos de personas buscando comida en la naturaleza sería inmenso para los ecosistemas terrestres.

Realmente no sabemos muy bien que resultados tendrían varios grados centígrados más en la temperatura promedio del mundo, pero sabemos que eso va a suceder.

Tenemos que limitar drásticamente nuestra natalidad: dos hijos máximo por persona. Los gobiernos del mundo deben no solamente instruir a sus pueblos sobre la importancia de esto y sobre los métodos anticonceptivos, sino también facilitar el acceso a éstos: repartir condones y anticonceptivos orales gratis.

Desafortunadamente, existen grupos religiosos que se oponen a la planificación familiar y/o al uso de métodos contraconceptivos eficaces, como esa iglesia de la que un cantautor famoso dijo: “prefieren niños con hambre que un preservativo”.

Esperemos que al final triunfe la cordura y la razón, por nuestro bien y el de las futuras generaciones.

Nota: Ya existen más de 7.000.000.000 de habitantes en el planeta (en 1999 ya eramos 6.000.000.000).

Deja un comentario

© 2018 Maravilhion | ScrollMe by AccessPress Themes