Rouco, ¡mejor calladito!

No perdona una, no deja pasar la más mínima oportunidad para abrir la boca y meterse en lo que no le corresponde. Rouco Varela no aprende a mantenerse fuera de los alcances políticos. Si eres religioso predica lo que tu “jefe” os dejó encargado y hacer lo que se supone que él hizo: el bien y no marginar a nadie.[*Una vez más lo tuvo que hacer. Abrir la boca y meter cizaña en asuntos que no le corresponden.*]

La Iglesia, y a la cabeza de ella su presidente, Rouco Varela, no se da por aludida cuando se le pide que no entre en temas políticos, ella sigue y sigue en su empeño por formar parte de la vida política española.

En la última celebración eucarística presidida y llevada a cabo por su presidente, Rouco Varela no pudo resistir la tentación (hay que luchar contra ella padre y hacerla frente) mandó un mensaje de lucha contra la futura normativa del aborto que está preparando el Congreso.

Desde los micrófonos de la Conferencia Episcopal, perdón, quería decir desde los micrófonos de la cadena de radio COPE, el arzobispo declaró que: “en España se está instalando una cultura de la muerte que ahoga a la sociedad”. También alzó su voz para pedir “la movilización de la opinión pública y la participación ciudadana, especialmente de los católicos para construir una cultura de la vida”. Diga usted que sí, con un par. La cultura de la vida para un grupo de “eminencias” como estas debe ser practicar sexo sin protección, contagiarse de Sida, y vivir una vida de penurias, sobretodo si tienes la “suerte” de pertenecer a un país del tercer mundo.

También dejó claro que no se le han olvidado los matrimonios homosexuales en estas fechas de amor y solidaridad y para ellos dejó este mensaje: “La familia verdadera es la que nace del amor mutuo entre el hombre y la mujer”.

Es que no se enteran, luego dicen que somos los demás, los cristofóbicos, como les gusta llamarnos ahora, los que nos debemos leer las “Santas Escrituras” y aprender y practicar la caridad cristiana. Pues si la caridad cristiana es dar de lado a la gente por tener una tendencia sexual distinta a la mía, condenar a las mujeres por no querer llevar adelante un embarazo porque las han violado, por ser menores de edad,… bendito sea mi concepto de caridad, amor, solidaridad, amistad, comprensión y ayuda.

Creo que son ellos los que deberían volver a leer la Biblia y todos aquellos libros que hablan de Jesús.

Jesús no dio de lado a las personas por ser diferentes, no apartaba a las prostitutas de su lado, no acaparaba riquezas. Predicaba en montes, sin techos que le guarecieran cuando llovía o hacía Sol. Es más, hecho del Templo a los mercaderes ¿o no se acuerdan?

La Iglesia está o al menos estaba en sus comienzos para enseñar a los analfabetos, para dar cobijo a los desprotegidos, para ayudar en lo que pudiera al pueblo… No en levantar grandes y espectaculares edificios, crear una banca privada sólo para ellos (y a saber en que condiciones), en ser los mayores beneficiados en la venta de preservativos pero ¿si logran grandes beneficios con la venta de preservativos como pueden tener luego la poco vergüenza de condenar su uso?

Meda a mí que al final los cristofóbicos vamos a ser los que mejor entendemos eso de la caridad, el amor al prójimo, la solidaridad, el respeto,… Y por cierto creo que deberían buscarnos otro calificativo porque el de cristofóbicos no nos va mucho, no tenemos fobia o miedo a Cristo, creo que a Jesús le podemos llegar a tener más respeto que todos ustedes sin necesidad de tener que ser cristianos. Más bien lo que tenemos es Iglesofobia, fobia a la Iglesia como institución llena de mentira y de hipocresía.

2 Comments

2 thoughts on “Rouco, ¡mejor calladito!

  1. Anónimo dice:

    ¿Cuál es el problema? ¿Que Rouco hable o que lo que dice no te/os gusta? Resulta que estamos en un país libre donde cada uno opina sobre lo que le da la gana, pero resulta que Rouco no puede hablar. Si Rouco no cumple con lo que su “jefe” le dejó encargado no es problema tuyo ni mío, pero sí es problema de todos que una persona no se pueda expresar con libertad.

    1. Santiago Valverde dice:

      He aquí el eterno dilema, religión contra ciencia. ¿Cómo que ciencia? Dirás tú.

      Es que si yo salgo en la televisión diciéndole a las parejas que no usen condón porque eso es malo y a los homosexuales que son unos enfermos, el publico en general me comen vivo. Porque las pruebas científicas afirman el contrario para la gran mayoría de los casos. Seguramente un canal serio me despide y no me invita nunca más.

      Pero si eres Rouco, todo se puede. Y es correcto, él tiene libertad de cantar esas maravillosas coplas, pero nosotros también estamos en derecho de exponer que las posiciones tan radicales como la de este religioso sólo desembocan en sufrimiento y desintegración social.

Add Your Comment: