Un chef en casa

Hace años los videojuegos consistían en matar marcianos, comer el mayor número posible de fantasmas o en carreras de coche. Ahora la realidad es otra.Cuando uno dice la palabra videojuego se le viene a la cabeza una consola y sus juegos de marcianos, fantasmas, carreras de coches,… Pero todavía nos cuesta relacionarlo con la nueva generación de “videojuegos educativos”. Si se les puede llamar así.

De poco tiempo para acá los juegos para consola se están convirtiendo en grandes aliados para nosotros. Encontramos profesores personales de gramática, de inglés, entrenadores personales, nos enseñan a llevar una vida sana y equilibrada, profesores de apoyo para quienes se están sacando el carnet de conducir, etc.

Y todo esto gracias a Nintendo DS. Pero les parecía poco. Y pensando, pensando, se dieron cuenta que había un campo en el que no habían participado. El de los novatos en la cocina. Por eso ahora Nintendo lanza al mercado el que es su último “ayudante interactivo”. Cocina conmigo es la salvación de quienes no han entrado todavía en la cocina, de los hijos que se independizan, de los recién separados o de los que desgraciadamente se han quedado viudos y ahora han de enfrentarse a la soledad y a la cocina.

No podemos decir que Cocina conmigo sea una nuevo videojuego, sino más bien un buen libro de cocina interactivo. El programa cuenta con más de 200 recetas que podemos dividir entre 15 regiones del mundo. Podemos elegir el plato dependiendo de los ingredientes, el tiempo que se tarda en hacer, el número de calorías si estamos a dieta,… También podemos introducir nosotros los ingredientes que tenemos en casa y así el programa nos recomienda el plato que podemos elaborar. También podemos introducir el número de comensales y así el programa nos calcula las cantidades exactas.

Para muchos es un producto de salvación. Es económicamente accesible, ya que su precio es de 29,95€. Y no ocupa el espacio de los libros de cocina, que suelen ser bastante gruesos.

El que se no se meta en la cocina a partir de ahora es porque no quiere. O si el plato no sale bien habra que ir pensando que lo nuestro no es verdaderamente la cocina, y que somos realmente negados para ella.

0 Comments

Add Your Comment: