A vueltas con los papeles

Los papeles de Salamanca, que el franquismo incautó a miles de particulares e instituciones de Cataluña comprometidos con la legalidad republicana, volverán a Cataluña este año.

La devolución de los papeles que se llevaron las tropas franquistas ha sido una reivindicación histórica de los partidos catalanes de tradición democrática. Durante la Transición, incluso AP (Alianza Popular), partido cercano al antiguo régimen, apoyó este traslado. Esta medida fue aprobada en 1995 por el PSOE, pero frenada por el PP al llegar a la Moncloa.

Los papeles incautados por el “Servicio de Recuperación de Documentos” de Franco, sirvieron para elaborar más de 3.000.000 de fichas “policiales” que se utilizaron para inculpar y fusilar a miles de personas. Personas que en muchos casos eran totalmente inocentes de los delitos de los que se les acusaba.

El material incautado, que no elaborado, no sólo era de carácter administrativo o con alguna relevancia política. Sino que mucha de la información y documentación incautada era personal. Cartas que se mandaban entre familiares contándose lo que les sucedía o como estaba la familia. Cartas de padres que escribían a sus esposas e hijos desde la cárcel, a la cual habían llegado en muchos casos por medios y razones no muy ortodoxas.

Esta bien que se reivindique la propiedad de todos estos papeles, pero estaría mucho mejor que se reivindicaran a todas las personas que sufrieron la represión franquista.


P.S. :
Datos extraídos de “Público”.

0 Comments

Add Your Comment: