El novato no es tan novato

Por más que se empeñen muchos, Lewis Hamilton no es tan novato… Lobato. Y su manejo del volante, de los circuitos, de la lluvia, de los problemas en los repostajes… no es sólo cuestión de suerte. Sino que debajo del casco hay un buen piloto y no es español, que parece que es lo que le duele a algunos.

Desde que debutara en la F1, Hamilton ha tenido que soportar y sino él, sí los que seguimos la F1 desde hace más de 20 años, sucesivos comentarios desprestigiándolo no solo como deportista, sino que muchas veces ha sido como persona. Comentarios realizados por periodistas “serios” españoles.

Un medio de comunicación no puede ser el altavoz de un piloto.

El pasado 25 de mayo Hamilton dió una lección, a mi entender ya que sólo llevo siguiendo la F1 desde hace unos 20 años, de conducción, saber esperar la oportunidad, conservarla, no cometer herrores, que se pueden cometer ya que los pilotos también son humanos, aguantar la presión, manejo de volante, de un circuito nada fácil y menos aún mojado… Por todo eso cruzó la meta 1º, seguido de Kubica y Massa.

Mónaco es un circuito complicado, difícil de manejar cuando se pilota en seco. Pero cuando esta mojado… La aparición de la lluvia en el Gran Premio de Mónaco convirtió la carrera en una actuación de los autos locos, y locos acabaron también los pilotos.

En medio de toda esta locura un equipo, McLaren, y su primer piloto, Hamilton, supieron guardar la calma y llevar a cabo una estrategia impecable.

Hamilton no perdió la calma cuando sufrió un despiste en la curva de la Piscina, donde se le fué el coche, y tras su paso por boxes salió en quinta posición, por detrás de Alonso, el cual se encontraba cuarto y tenía posibilidades de podio.

La carrera fué un auténtico caos. Alonso sufrió su primer percance cuando tocó la valla del Casino y pinchó un neumático. Se produjo la primera entrada del coche de seguridad, como consecuencia del accidente sufrido entre Coulthard y Bourdais. Raikkonen cumplió una sanción de drive-through que le impusieron al no tener montadas las ruedas 3 minutos antes de tomar la salida. Y para terminar Raikkonen tras perder el control de su Ferrari a la salida del Tunel se llevó por delante el monoplaza de Adrian Sutil, que con un coche de cola estaba haciendo una gran carrera entre los 6 primeros puestos.

Para entonces Alonso había caído en el olvido, desapareció, le pudo su exceso de ambición. Su agresividad pilotando creció de la misma manera que aumentó la lluvia.

Mónaco dejó una gran carrera para el recuerdo de los aficionados en la que pudimos ver, y comprobar, que el novato para algunos es ya un gran piloto para los demás.

2 Comments

2 thoughts on “El novato no es tan novato

  1. oteba dice:

    Discrepo ligeramente contigo, respecto de la opinión que tienes de la carrera de Alonso, básicamente porque todos los buenos pilotos, son ante todo ambiciosos, y buscan la victoria y la perfección, sino no serían tan buenos,
    con esto no quiero entrar en aspectos personales, ya que existen pilotos que caen bien y son carismáticos, y otros que son todo lo contrario

    Pienso que Alonso no hizo una mala carrera dado las condiciones que se dieron, cierto es, que siempre ha demostrado ser uno de los mejores, ya sea con una patata de coche(ya lo quisiera yo para mí), o con uno de los bólidos mejores en pista

    Respecto de Hamilton, es muy bueno personalmente me parece impecable, cuando tenga un poco más de experiencia en F1, va ha dar mucho a la historia y a los que nos gustan los deportes del motor

  2. Vanzhal dice:

    Discrepo al cubo:
    En primer lugar, antes de Alonso, estuvieron un tal De la Rosa y antes un tal Marc Gene y nadie habló tanto de ellos porque nadie logró ser campeón del mundo. Cuando tu medio de comunicación hace una apuesta y gana el primer campeón del mundo de formula 1 español, lo que gana también es un trato preferente en las entrevistas y ello implica tratar a ese piloto preferéntemente también. La fórmula 1 ha potenciado a Tele5 y Alonso a la fórmula 1 en España, es lógico que le pongan en altares, lo extraño sería que tirasen piedras contra su tejado.
    La fama de Hamilton se la ha ganado a pulso con acciones como pedir una sanción para su propio compañero de escudería. Yo también llevo un par de meses viendo fórmula 1 y cuando Mansell y Senna se enganchaban, se enganchaban bien, pero cuando dos pilotos se enganchan en la misma escudería las sanciones son internas, porque por encima del piloto está la escudería. Recuérdame: el año que se peleaban Alonso y Hamilton dentro de McLaren, ¿qué escudería ganó el mundial?
    Por último, poner a Hamilton como un ejemplo de serenidad sólo es menos engañoso que poner el gp de Mónaco como ejemplo de serenidad. Como ya me he extendido mucho, sólo te recordaré los puntos que se te olvidan: Estrategias de equipo, coche de seguridad y tiempos sin tráfico y con tráfico; todos ellos cálculos que colocan a un corredor, tras repostajes, varias posiciones más atrás de la que lleva en ese momento y que le exigen que asuma riesgos. Las manos de Hamilton son muy buenas, si quieres colocarle como ejemplo de algo, pero la tranquilidad es precísamente algo que no demostró subiéndose en el coche de Raikkonen en cierta salida de boxes, por poner un ejemplo (haz memoria y le recordarás rodando sobre más de un alerón por precipitado, por ejemplo el de Alonso con un Renault de juguete al que hubiera adelantado sin problemas si fuera “el hombre sereno”)
    Un saludo. Vanzhal.

Add Your Comment: